Ideario

Las Misioneras Siervas el Espíritu Santo

buscamos vivir en plenitud el ideal de nuestros

fundadores expresado en el lema:

 

"Viva Dios Uno y Trino en nuestros corazones

y en los corazones de todas las personas"

 

Nosotras, como Congregación Misionera Siervas del EspírituSanto (SSpS), somos llamadas por Dios y enviadas por la Iglesia para la evangelización de todos los pueblos. Asumimos el desafío de evangelizar a través de la educación y a partir de ella, enseñarles a los pueblos a que lo amen y lo experimenten como el Dios de la Vida.

      Nuestros Colegios:

     Nuestros Centros Educativos se definen como colegios católicos que participan de la misión apostólica de la Iglesia con la espiritualidad y el carisma de los fundadores San Arnoldo Janssen, José Freinademetz y las Beatas María Helena Stollenwerk y Josefa Hendrina Stenmanns. La Espiritualidad Trinitaria - Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, que nos caracteriza, nos invita a vivir en comunión con Él, con los demás y con toda la creación.

Visión sobre la persona  humana:

    Reconocemos que la persona humana fue creada a imagen y semejanza de Dios, como una unidad bio-psíquico-espiritual. Dios la creó en igualdad de dignidad y derechos y la llama a desarrollar en plenitud sus capacidades, la pone en relación con El, con otras personas y con la creación, desde la libertad, el respeto y la responsabilidad para construir una sociedad basada en los valores del Evangelio.

    Los objetivos del servicio educativo en nuestros colegios son:

  • Formar, orientar y motivar a los alumnos y a las alumnas para que:

    Sean personas plenas, capaces de construir y transformar la historia con la mirada puesta en su fin último: Dios, transmitiendo el Espíritu del Evangelio en todos los ámbitos para extender su Reino

Desde esta propuesta educativa:

  • Brindamos la formación integral de los alumnos y las alumnas: humana, cristiana, ética, intelectual, emocional, creativa y crítica.

  • Valoramos la vida, asumiendo la responsabilidad de protegerla y promoverla en todas sus formas.

  • Facilitamos los medios y las herramientas para la elaboración personal del proyecto de vida de cada uno de los alumnos y las alumnas, fundamentado en los valores humanos y del Evangelio.

  • Formamos en actitudes de servicio para que se establezca la justicia y la paz.

  • Fomentamos la confianza en que un mundo mejor es posible.

  • Acogemos a personas de culturas, religiones y ambientes sociales diversas, promoviendo el diálogo y el entendimiento mutuo.

  • Suscitamos el compromiso misionero para participar en la evangelización de todos los pueblos.

  • El desarrollo integral de los alumnos y las alumnas requiere que cada familia, al confiarnos la educación de sus hijos e hijas:

    Tenga presente, que los padres son los primeros educadores, y que, como colegio, colaboramos con ellos pero no podemos reemplazarlos, porque ustedes como padres recibieron un derecho y una obligación intransferibles.

    Y además, es imprescindible que las familias conozcan, compartan y se comprometan con los objetivos que plantea la Institución.

    Buscamos el compromiso con Jesucristo y su Iglesia a través del testimonio de vida -personal, familiar y profesional- de todos los que integran la comunidad educativa.

Conocenos más